RELLENO FACIAL

Es uno de los tratamientos estéticos más demandados en la actualidad principalmente para dar volumen en la zona facial sin cirugía. Es también muy eficaz para corregir arrugas finas, medias y profundas de diversas zonas del rostro: entrecejo, patas de gallo, arrugas de la boca, surcos  nasogenianos o rictus, arrugas de la frente y de las mejillas.

Se utiliza con muy buenos resultados en el perfilado de labios, aumento de labios o realce de pómulos.

El tratamiento consiste en la aplicación de ácido hialurónico en la dermis. El ácido hialurónico es un componente natural de la piel y además, el principal responsable de su elasticidad, pues retiene gran cantidad de agua que aporta volumen a los tejidos.